lunes, 11 de noviembre de 2013

¿Será posible que los muertos vuelvan a vivir?

Al salir de la casa, junto a mi hijo, una sonriente señorita nos abordó, al momento que nos entregaba un volante, al que llamó "tratado", nos hizo la cordial invitación a leerlo y reflexionar sobre su contenido junto a la lectura de la biblia.
El titulo del documento es ¿será posible que los muertos vuelvan a vivir? y, debo darle la razón a quién me lo entregó, es importante la reflexión al respecto.
Si es posible que los muertos vuelvan a vivir, no me interesa. No tengo evidencia palpable de ello, ni puedo vivir en función de esa posibilidad. Hoy estoy vivo, hoy siento, hoy estoy consciente de mi vida y decido dedicarme a vivirla, punto final.
No encuentro beneficio alguno en creerme una oferta imposible de probar: "va a haber resurrección" (Hechos 24:15).
No puedo encontrar consuelo cuando muera un ser querido debido a dicha esperanza. Una oportunidad tengo para demostrarle mi cariño a quien lo deseo, si la dejo pasar es simple, la perdí. Me sirve mas tener plena consciencia del valor del hoy y no dejarlo pasar.
La muerte es una realidad, somos finitos. Si busco un alivio fantástico para evitar el temor obsesivo a lo inevitable, sólo vivo un engaño que me impide amar lo que realmente vale "la vida".
Hace mas de 2,300 años Epicuro afirmaba, creo que con razón: "si donde yo estoy no está la muerte, y donde está la muerte no estoy yo, ¿por qué temerla?".

2 comentarios:

ceciaesher dijo...

Entonces solo lo que se puede palpar existe?

Aroldo Orellana dijo...

Sólo lo que puedo percibir y de lo que tengo evidencia