lunes, 20 de diciembre de 2010

Martillar con el corazón (reloaded)


Don Manuel es el mecánico que repara los vehículos de mi familia, su apariencia no se diferencia de la del resto de mecánicos que conozco; pero si marca una diferencia la pasión y vocación con que vive su trabajo. Es impresionante verlo trabajar, el detalle con que revisa cada pieza, el orden mental con que desarma y rearma los vehículos que repara. Conversar con él, es un valor agregado al servicio que presta, se desplaza hablando de Alfred Adler y sus teorías con tanta facilidad como detecta el “fallón” del motor con solo aplicar el oído.
Es un tipo como cualquiera, sin nada de común, ni de corriente, y se diferencia del montón por la pasión con se dedica a su trabajo, pasión que se evidencia, con mas acento, en la calidad de los resultados que obtiene y la consiguiente confianza de sus fieles clientes.
Contrario al servicio de mi buen amigo el mecánico, recuerdo la atención que nos proporcionó una nutricionista cuando, con preocupación de padres primerizos, llevamos a mi hija mayor a consulta para verificar su peso y salud. Con premura y delegando en su secretaria la labor de evaluación nos mal atendió e invitó a jamás regresar a su consultorio. Evidenció que carecía de interés y pasión por realizar bien su trabajo. Un bonito consultorio y equipo sofisticado eran sus únicas posesiones, ignoro si le bastaron para mantener una clientela pues nunca mas supe, ni quise saber, de ella y del exagerado cobro que nos hizo.
La pasión con la que enfrentan su vida es la diferencia entre uno y otro, no la educación formal universitaria o el capital invertido en decorar el negocio. Es la misma pasión que a unos los conduce a ser intrépidos aventureros, al poeta a escribir los mas bonitos versos o a la madre a cuidar a sus hijos, en la intimidad del hogar, con el mas sentido amor.
La pasión es una marca que se lleva en la frente para que todos la vean; se aplican a todo o a nada de lo que se hace. Nos identificamos por nuestra pasión o por nuestra falta de ella e imprimimos este sello en nuestras conversaciones, en nuestro trabajo y en nuestra forma de amar.
Esa pasión provoca reacciones, deseadas algunas y otras no, pero desapercibida no podrá pasar.
El apasionado, es aquel que cuando de meter un clavo se trata, usa el corazón para martillarlo si es necesario, la actividad mas banal es excusa para lucir su interés por completar un trabajo con impresionantes resultados.
La pasión debe estar limitada por la razón, para convertirse en una razón apasionada que busque propósitos nobles sin menoscabar el bienestar de nadie y buscar el beneficio común.
En todos lados encontramos apasionados e indiferentes y hay profesiones para todos. Será difícil encontrar un burócrata apasionado por su trabajo y será también difícil encontrar a un empresario indiferente.
El apasionado es un soñador nato, sueña con la hermosa dama que comparte su asiento en el transporte público, sueña construyendo castillos en el aire que posteriormente se afana por hacer realidad.
El mundo de hoy y el de mañana es de quienes hacen de soñar un hábito y de la pasión una forma de vida.

martes, 14 de diciembre de 2010

Aperto libro


El ritmo del cambio

Los niños que comiencen este año el colegio se jubilarán en 2070. Nadie tiene idea de cómo será el mundo dentro de diez años, y mucho menos en 2070. Hay dos impulsores principales del cambio: la tecnología y la demografía.

La tecnología, en especial la tecnología digital, está progresando a tal ritmo que la mayoría de las personas no alcanzan a comprenderla.

La población mundial se ha multiplicado por dos en los últimos treinta años, de tres a seis mil millones de personas. Puede que hacia mediados de siglo se llegue a los nueve mil millones. Estas personas utilizarán tecnologías que todavía tienen que inventarse, de maneras que no podemos llegar a imaginar y en trabajos que aún no existen.

Leido en: El Elemento
Autor: Sir Ken Robinson

domingo, 28 de noviembre de 2010

Aperto libro



El hombre tiene la peculiaridad de que no puede vivir si no mira al futuro: sub specie aeternitatis. Y esto constituye su salvación en los momentos mas difíciles de su existencia, aún cuando a veces tenga que aplicarse a la tarea con sus cinco sentidos...

...cualquier intento de restablecer la fortaleza interna del recluso bajo las condiciones de un campo de concentración pasa, antes que por nada, por el acierto en mostrarle una meta futura. Las palabras de Nietzche: "Quién tiene algo por qué vivir, es capaz de soportar cualquier cómo" pudieran ser la motivación para cualquier acción...

...Desgraciado de aquel que no viera ningún sentido en su vida, ninguna meta, ninguna intencionalidad y, por tanto, ninguna finalidad en vivirla, ése estaba perdido.

Leido en: El hombre en busca de sentido.
Escrito por: Viktor E. Frankl

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Vonos a la chingada!!!!


Solo tenemos tres opciones: vonos a la chingada, hagamonos las bestias y hagamos sho o entremosle a trabajar para arreglar la situación en Guatemala.

Y no digo que nos sacrifiquemos para arreglar el país. No pretendo sugerir que preparemos extensos y complicados programas de inversión social, con los que vamos a resolver la inequidad y desigualdad. No sugiero buscar y encontrar a los eternos ricos para quitarles sus posesiones y devolvérselas a los descendientes de nuestros abuelos originales.

Me opongo a entregarle más poder y más pisto a los gobernantes con el interés mezquino de renunciar a la responsabilidad de mi propio bienestar.

Me rehúso a unirme al clamor popular de las manifestaciones con exigencias sociales.

Lo que propongo es simple, trabajemos inteligentemente por nuestro interés individual. Actuemos de tal manera que en nuestros círculos de influencia hagamos la diferencia. Basta ya de reproches por los errores ajenos, basta de rehuirle a la razón y a la responsabilidad individual.

Hagámosle ganas y si la muerte nos ha de encontrar, que en esta nuestra Guatebala es altamente probable, pues que nos encuentre viviendo, sonriendo, felices de haber aprovechado nuestra oportunidad con intensidad. No quiero decir que seamos suicidas saliendo a buscar nuestro destino sin precauciones, al contrario, propongo que tengamos cuidado, que abandonemos las prácticas que nos puedan resultar funestas, pero que no por ello detengamos nuestra búsqueda de la felicidad y la realización personal.

Y, pues si la opción no nos interesa, vonos a la chingada y los que se quedan…

… que miren como salen.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Profecias


No me interesa averiguar cuando, ni donde se le ocurrió al ser humano que era posible responsabilizar a los demás por el bienestar propio.
Mi incomodidad es provocada porque ahora lo normal y correcto es que sea otro el encargado de velar por mis necesidades vitales y lograr mi felicidad.
Basta hojear un periódico para observar como los medios de comunicación le otorgan grandes y privilegiados espacios a esta brillante idea que ostenta el calificativo de "políticamente correcta". Se apoya con grandes titulares la distribución de solidaridad, la firma de convenios entre instituciones para la "redistribución equitativa" de la riqueza y a las muestras de generosidad de gobiernos extranjeros.
Ahora es, también, normal que el tránsito se vea obstruido por demandantes cada vez mas exigentes y poco creativos, pues no ven mas alternativa a la violencia para exigir el cumplimiento de sus peticiones. Ignoran, deliberadamente, que de esa forma se convierten en delincuentes chantajistas.
Me aventuro a pensar que el discurso chantajista de los políticos, poblado de ofrecimientos imposibles de cumplir, parece haber echado raices en el pensamiento popular. Los votantes ahora se ven con la autoridad moral para reclamar derechos sin importar la legitimidad de los mismos.
Lo preocupante es la creciente masa de demandantes. Vale preguntarse que sucedería si todos aceptaramos como correctas esas premisas. TODOS nos dedicaríamos a exigir. Seríamos tantos pidiendo, demandando y exigiendo que hasta nos estorbaríamos y arrebataríamos los unos a los otros. Podríamos llegar al punto extremo en que nadie se ocuparía en producir riqueza, si todos nos afanamos en solo distribuirla.
La riqueza bruta no existe, es decir, que la riqueza no la encontramos en la naturaleza solo para tomarla y disponer de ella. La riqueza se crea con la inteligencia y tesón humanos. Si solo nos dedicamos a distribuirla, terminaremos con este bienestar artificial del que disfrutamos.
¿Será ese el cumplimiento de la profecía del 2012?

miércoles, 27 de octubre de 2010

Libros de papel

Construí una librera de madera que instalé en mi oficina y no era muy grande, pero la cantidad de libros tampoco lo era, asi que fue suficiente. Aun sobraron un par de entrepaños donde coloque unas cajas vacías, pero bonitas.

Unos meses después descubrí cerca de mi casa una venta de libros usados muy baratos y la cantidad de textos creció con rapidez. Las libreras de mis hijos, mi mesita de noche, el escritorio de la computadora, pronto se vieron soportando mas tratados de los que debían, decidí recogerlos todos y llevarlos a mi oficina.

Para hacerle espacio a los nuevos inquilinos desalojé por completo el mueble que los contenía y me enfrenté a una desagradable sorpresa, polillas. Caí en tremendo pánico y corrí a la ferrería a comprar unas bolitas de naftalina. Afortunadamente solo perdí un libro, un deprimente texto el premio nobel de literatura, africano, J. M. Coetzee, Vida y época de Michael K. El efecto del insecticida no se hizo esperar y el aire de la habitación se hizo insoportable.

Por las vueltas que da la vida me vi obligado a abandonar durante unos meses mi oficina, y todos los libros que tengo en ella, en completo desorden. El cargo de conciencia por abandonar a tan estimados amigos me oprimía el corazón, pero no encontraba las energías para enfrentar una tarea que estimaba muy complicada.

Hace un par de meses dediqué cuatro días a ordenar. Reubiqué los muebles, construí los que hacían falta, limpié los libros y los clasifiqué. A la satisfacción por el trabajo cumplido, le pude sumar las palabras de elogio de mi familia; realmente había quedado bonito.

Un inesperado obsequio, casi 100 libros, me obligaron a construir una nueva librera, con mucha alegría.

La humedad del crudo invierno que recién vivimos me ocasionó otro amargo susto. Hojas húmedas y enmohecidas, ofendían el tacto y el olfato por igual. Aún después de un mes de sufrir el nuevo desorden y de mantener un deshumidificador encendido, no logro reponerme del desastre.

Estoy pensando comprarme un Kindle.

viernes, 1 de octubre de 2010

Aperto libro


Su actitud es el aroma de su corazón,
si su actitud apesta, seguramente su corazón no está bien.

Escuchado al pasar...

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Aperto libro

La estirpe humana no es mas que un sustrato químico en un planeta pequeño, orbitando alrededor de una estrella mediana, en los suburbios de una galaxia del centenar de miles de millones que existen

Stephen Hawkins

domingo, 26 de septiembre de 2010

Ya soy viejo


¿Soy viejo?
Que dificil es determinar el limite que divide la juventud de la vejez.
No se si es una simple cuestión de tiempo. Si así fuera que fácil resultaría determinarlo, tan fácil como elaborar una pequeña tabla con dos columnas, en una de ellas el rango de edad y en la otra la clasificación. Las pequeñas discrepancias en el criterio de clasificación podrían depender de la edad de quien elabore la tabla.
No es una medida que refleje con justicia la realidad si el concepto de "viejo" lo entendemos en su sentido mas amplio.
Desde la perspectiva del nivel de actividad me ha resultado impresionante comparar a algunos jovenes holgazanes contra unos hiperactivos viejitos, pareciera que los papeles están invertidos.
Cuando valoramos la experiencia y conocimiento me he encontrado con algunos individuos que pasaron de noche y a oscuras por los caminos de la vida, pues no han asimilado las enseñanzas recibidas. En contraparte, he descubierto algunos jovenes que han abierto los ojos y oidos a las experiencias ajenas, acumulando de esta forma, una sabiduría inesperada a su edad.
Cuerpos que son cadaveres vivientes a temprana edad y abuelos con salud de hierro.
Niños vencidos y ancianos soñadores.
Me resulta imposible establecer un criterio confiable.
Sin embargo, me inclino a utilizar el criterio de la actitud. La actitud de las personas determina su nivel de juventud. Por supuesto sobre una base de aceptación de la realidad y las limitaciones fisicas que esta impone.
Que los años pasen y que los cuerpos se deterioran, son dos factores que salen del control de los individuos. Nada, o muy poco, se puede hacer con ellos. Pero la actitud frente a la vida, esa si está totalmente bajo nuestro control, aún en las situaciones mas extremas de exito o fracaso.
Baste agregar una frase de Woody Allen modificada a mi conveniencia: Las canas ya no se respetan, se tiñen con actitud...

jueves, 16 de septiembre de 2010

Aperto Libro


Cuan extraño debió resultar este Arte de la Escritura en su primera Invención lo podemos adivinar por los Americanos recién descubiertos, que se sorprendían al ver Hombres que conversaban con Libros, y a duras penas podían hacerse a la idea de que un Papel pudiera hablar...
Hay una graciosa Historia a Propósito de esto, concerniente a un Esclavo indio; el cual, habiendo sido enviado por su Amo con una cesta de Higos y una Carta, se comió durante el Camino gran Parte de su Carga, llevando el Resto a la Persona a la que iba dirigido; la cual, cuando leyó la Carta, y no encontrando la Cantidad de Higos de que se hablaba, acusó al Esclavo de habérselos comido, diciéndole lo que la Carta alegaba contra él. Pero el Indio (a pesar de esta Prueba) negó cándidamente el Hecho, maldiciendo la Carta, por ser un Testigo falso y mentiroso.
Después de esto, habiendo sido enviado de nuevo con una Carga igual, y con una Carta que expresaba el Número preciso de Higos que habían de ser entregados, devoró otra vez, según su anterior Práctica, gran Parte de ellos por el Camino; pero antes de tocarlos, (para prevenir toda posible acusación) cogió la Carta, y la escondió debajo de una gran Piedra, tranquilizándose al pensar que si no lo veía comiéndose los Higos, nunca podría referir nada de él; pero al ser ahora acusado con mayor fuerza que antes, confiesa su Error, admirando la Divinidad del Papel, y para el futuro promete la mayor Fidelidad en cada Encargo

Escrito por: John Wilkins en Mercury, or the Secret and Swift Messenger
Citado por Umberto Eco
en: Los limites de la interpretación

Llegó a mis manos gracias a Jeanfer

martes, 7 de septiembre de 2010

Amigos

Quizá todos tenemos amistades inactivas que añoramos.

Aquellos amigos que un día decidieron partir porque anhelaban un mejor futuro para su familia. Aquellos que abandonamos al partir buscando nuestro propio destino. Los que simplemente nos perdieron la pista o que nosotros se la perdimos.

Todos aquellos seres que en un momento dado significaron algo especial en nuestra vida y que ya no están.

Muchos de esos personajes siguen habitando en nuestra vida, tal como si hubiese sido un solo instante el que separa nuestro ahora y la ultima emoción compartida. Manuel José Arce apuntó en su Diario de un escribiente que los amigos que no se ven a menudo, suelen ser como la sangre, acuden pronto a la herida para ayudar a sanarla...

Quiero invitarlos a celebrar a esos amigos que un día llegaron a nuestra vida para regalarnos la dicha de su amistad.

En lo personal quiero celebrar al amigo que hoy se fue, dejando en mi corazón el recuerdo de todas esas largas conversaciones durante las piñatas de mis hijos y de sus nietos. Las celebraciones de fin de año que compartimos con él y su familia o las tardes de un domingo cualquiera en que llegabamos a su casa con la aparente intención de quedarnos para siempre, son memorias grabadas con tinta indeleble.

Gracias Papa Ramiro por tu amable sonrisa, tu generosa bondad y por estas lágrimas de nostalgia que no puedo contener al lamentar tu partida final.

viernes, 27 de agosto de 2010

Quiero marihuana!!!!

Bueno, he de aceptar que no la he consumido nunca, ni pienso hacerlo en lo poco que me resta de vida pero defiendo mi libertad de comprarla, venderla o consumirla. Me obstino en creer que debo ser yo quién decida.

No entiendo por qué otros han decidido por mi mismo. Nadie me preguntó, ni me consultaron, simplemente decidieron que yo no debía consumirla y firmaron los acuerdos necesarios.

El problema no está en la droga en si, el grave problema está en que otros creen saber que es lo mejor para mi vida y se toman la autoridad para decidirlo.

Y asi lo hacen con las otras drogas, con los productos elaborados en otros paises, con mi educación. Llegan al colmo de castigar el suicidio* con carcel, ya ni mi vida me pertenece. Eso no puede ser!!!!

No puedo importar algo con libertad, porque me castigan con aranceles. Mi educación y la de mis hijos está sujeta a cumplir el pensum de estudios elaborado por unos trasnochados empleados del Ministerio de Eduación, que ignoran en absoluto mis intereses y mi realidad individual.

Aseguran que un parlamento legislativo está mas capacitado que yo para decidir sobre mi vida; solo falta que me quieran amarrar al asiento del carro asegurando que es lo mejor para mi seguridad...

No me asusten con el infierno, ni con multas, ni con castigos corporales. Permitan que me haga responsable y saborear la, amarga o dulce, consecuencia de mis actos; que es el mejor medio del que dispongo para aprender a ser feliz.

Yo se claramente que no les importa mi bienestar, no intenten engañarme. Todo lo que quieren. Todo lo que quieren es obtener una parte de mis recursos para sumarlos a los de ustedes, eso ya lo entendí. Por lo menos sean tan honestos como los mendigos que me asedian a cada esquina.

*Suicidio: Es el acto de privarse de la propia vida.

lunes, 23 de agosto de 2010

La felicidad, ja, ja, ja!!!


La vida es esa cosa que pasa mientras...

... duermes placidamente, ignorando toda la realidad.

... pones toda tu atención en la caja boba, evadiendo la realidad.

... dudas y pierdes una oportunidad.

... sueñas.

La vida sucede mientras haces realidad tus sueños, si es que deseas ocuparla en ello.

La vida duele, golpea, te hace reír, te permite aprender y crecer.

La vida, tu vida es, simplemente es. Tuvo un principio y tendrá un fin.

Como has de vivirla, es tu decisión. Puedes permanecer amargado por tus errores o insatisfecho con lo que tienes, pero tienes la opción de ser feliz, de dedicarte a aprender de tus fracasos.

Tu actitud define tu estilo de vida y es tu decisión mas importante.

Existen personas que llevan un estilo de vida muy saludable, mientras otras eligen vivir dedicadas a protegerse de sus miedos (quizá ahorran mucho y se vuelven avaros).

Vivir feliz es un estilo de vida que depende de una decisión.

lunes, 16 de agosto de 2010

Herramientas


En un momento de ocio, me puse a reflexionar sobre las herramientas que usamos para salir de la pobreza en Guatemala, estas son las que se me ocurrieron:

  1. Actividades y discursos populistas: regalar bolsas de alimentos, gorras, zapatos y promesas.
  2. Ahuyentar la inversión extranjera: impedir la explotación de los recursos naturales, aún cuando nosotros somos incapaces de hacerlo.
  3. Culpar a otros: pues somos consecuencia de una mala estructura social que heredamos de la época Colonial. Los ricos, son los mismos ricos de entonces y ellos impiden la creación de nuevos ricos.
  4. Relaciones internacionales: Nuestro país es víctima de una estructura internacional injusta. Acudimos a foros para revertir esa situación
  5. La legislación: Los legisladores se preocupan por legislar todo lo posible, hasta lo ilegislable.
  6. Pedir limosna: ¿Será positivo depender de la generosidad de la comunidad cooperante?
  7. Políticas gubernamentales: Delegamos en el gobierno, y los políticos, la responsabilidad de bienestar de la población.
  8. Culpamos a la globalización.
  9. Enfocamos nuestra esperanza en la inversión en educación.
  10. Aumentamos la competitividad como herramienta para reducir la pobreza: Unos pocos actúan de esta forma, el sistema los mira con recelo y hace todo lo posible por obstaculizar su esfuerzo.
Debo confesar que estoy comprometido con el último grupo que mencioné, acepto mi culpabilidad.

martes, 10 de agosto de 2010

Que vergüenza


Que pena.

En la comunidad internacional han de creer que todos los guatemaltecos somos unos inútiles, chambones y corruptos.

Ni siquiera podemos administrar correctamente la emisión de un simple documento de identificación.

He tenido la oportunidad de conocer mucho talento en las redes sociales, personas que podrían crear un sistema de emisión de la tarjeta del DPI, utilizando aplicaciones de código abierto. Entonces no todos los guatemaltecos somos chambones.

La licencia de conducir se emite de la forma en que se debiera hacer la nueva cédula de indentificación, concluyo, por lo tanto, que ya existe un modelo que se puede replicar y que si es posible hacerlo con eficiencia y seguridad.

Es obscena la cantidad de quetzales que se han malgastado en el desdichado proyecto sin obtener resultados meritorios. Me cuentan que actualmente están emitiendo el documento en blanco y negro, solo eso faltaba.

Es lamentable que la corrupción de unos pocos guatemaltecos sea el lastre que nos impide construir un buen país. Guatemaltecos corruptos e idiotas que son incapaces de ver que ellos también son víctimas de sus vicios porque mantienen al país en que viven hundido en la pobreza.

martes, 3 de agosto de 2010

Karate Kid


Cuando salimos del cine con mi hijo, de 8 años, la expresión de él que mas recuerdo es: "quiero conocer la China" y es que la nueva versión de la película Karate Kid es una excelente promoción turística del mencionado país.

Los paisajes, las costumbres y la breve muestra de la vida cotidiana en la China actual es uno de los dos elementos que me impresionaron en la película. Es una clara invitación a visitar un país que, de por si, es muy atractivo. Las escenas en la Muralla China, el Palacio del Dragón y el estadio de Olímpico Nacional de Beijin se combinan de muy buena forma con las imágenes de una tarde cualquiera en un parque de descanso y las escenas en los mercados.

La otra cosa que me llamó la atención es que las relaciones entre personas de razas distintas son hoy muy comunes. Celebro esa idea de involucrar a personas sin distingo del color de su piel y la forma de sus ojos. Somos solo una pequeña aldea global y debemos acostumbrarnos a romper esas barreras imaginarias que nos dividen y agrupan en pequeños corrales.

Al final, cuando veo, reflejada en la mirada de mi hijo, la misma pasión por las artes marciales que sentí al ver la versión original de la película, no puedo mas que sonreír por la alegría de vivir este día junto él.