viernes, 6 de febrero de 2009

Un café

Bueno, realmente fueron dos tazas de cafe por cabeza y dos canastos de rico pan, los que sirvieron para celebrar un intercambio de ideas con "El Chapin Esceptico", junto a mi estimado amigo EdMen (Del Interes).

La temperatura de la fría tarde no impidió una emocionante y racional conversación acerca de los variados temas donde convergen nuestros intereses.

Las conclusiones de la charla son multiples, pero me interesa destacar las siguientes:

Gracias al mundo del blog tengo la oportunidad de conocer mucha gente interesante e inteligente con quienes comparto multiples intereses.

Es un reto muy importante este intento de reflexión pública (el del blog); por la responsabilidad que hemos asumido al compartir nuestras ideas de forma consecuente.

La importancia del blog se incrementa en la medida que los espacios de los medios masivos de comunicación restringen la participación de personas con interesantes propuestas.


Por ultimo, y no menos importante: mis respetos para el café y el pan en la San Martín de Majadas, muy sabrosos.

5 comentarios:

Zarek dijo...

Muy bueno el café, excelente el panito y mejor la conversación y la amistad con dos mentes lúcidas y de pensamiento amplio.

Un abrazo amigos!

El Chapín Escéptico

El ultimo De Paz dijo...

Gracias por el privilegio de tu amistad y tu conversación.
Ssalud

Anónimo dijo...

Realmente opino igual al respecto de compartir ideas, publicandolas en los Blogs, creo que es bueno invitar a la gente a dialogar via internet que es un medio de comunicacion en constante desarrollo y asi poder tocar temas importantes con diferentes personas, como lo es la AMISTAD!!!!

ana dijo...

Bueno como es conocido por todos nuestro “presidente” desea pasar a la historia y reinvindicar la huella historica que dejo su primer gobierno, lo que no le permite razonar con claridad……

Anónimo dijo...

Un café, es tan agradable el simple hecho de mencionarlo y no digamos compartir una taza de café, con un amigo o una amiga.
Compartir un café, significa compartir ideas, historias, alegrías, tristezas, incluso desahogos
Creo que cada individuo deberíamos de hacer el esfuerzo de tomarnos un café para compartir por lo menos una vez a la semana, por qué, porque lo veo como un momento de relajación, un momento para uno mismo, un momento para disfrutar.
Un café, que palabra tan corta, que provoca tantas palabras, oraciones y sentimientos.