jueves, 14 de enero de 2010

Orgullo

…recuerda por favor que el orgullo excesivo es un pecado corriente, pero que un hombre puede, con la misma facilidad, frustrar la voluntad de Dios por una excesiva humildad…
Leido en “Los pilares de la tierra”
Autor: Ken Follet


Me pregunto, ¿qué es orgullo excesivo?, la única respuesta razonable que encuentro es que el orgullo excesivo es el fundado en la mentira.

Me sigo preguntando, ¿por qué es pecado el orgullo excesivo si está determinado por la realidad?, supongamos que eres un jugador muy talentoso y estás orgulloso de serlo, ¿es posible que eso sea pecado? ¿Para seguir siendo un jugador exitoso, es necesario ser humilde?

¿Dónde está el límite en el que el orgullo se convierte en excesivo?, ¿existe el orgullo moderado?

¿Qué es la vanidad? Valdría la pena tener claro en que se diferencia del orgullo.

¿Si emites tus opiniones honesta y responsablemente, por qué habrías de callar solo para conservar “la humildad que caracteriza a los grandes”?

Si desde el momento mismo de la fecundación somos el logro del mejor esperma, por qué razón debemos ser humildes y no orgullosos de ser y existir.

No es mi intención juzgar quien puede o no puede ser orgulloso, es mi propósito pregonar que todos tenemos razones para el orgullo. Aunque algunos son merecedores de mas autoridad para ser orgullosos, sustentados en sus logros personales.

2 comentarios:

ivanmendoza dijo...

Ya lo dijo Sábato en El tunel "

"De la vanidad no digo nada: creo que nadie está desprovisto de este notable motor del Progreso Humano"

Andrea dijo...

el orgullo no es malo para el humano, lo malo es no saber llevar ese orgullo con humildad!!