martes, 28 de junio de 2011

Exprimela


¿A qué le temes?

¿Al frio del ataúd o al llanto de los tuyos?

¿Le temes al castigo posterior a esta vida porque no lograste cumplir unas exigencias inalcanzables?

La soledad de la tumba fría quizá te aterra y le temes a yacer acompañado por otros que no dicen, ni hacen nada.

La muerte llegará, eso es seguro, absolutamente. Entonces, por qué temer a una de las pocas certezas que tenemos. No tenemos trabajo seguro, no tenemos techo seguro, ni la compañía es cierta, es mejor temerle a esa perdida, pero de una forma sana, previendo la conservación.

Si quieres conservar tu trabajo, pues hazte valioso trabajador, para ti o para alguien mas. Se gentil si deseas conservar la compañía. Y el techo lo conservaras en la medida que lo construyas solido.

Pero la vida seguro la perderás y nada puedes hacer con ello.

Lo único que puedes rescatar es este momento, este instante. Vive tu hoy con intensidad.

Vive y que la reseca muerte te encuentre viviendo, exprimiéndole hasta la última gota a esta existencia que será tuya mientras la aproveches.

6 comentarios:

Alexxx dijo...

tenes razon, a hacernos una buena vida antes que la perdamos

omarvelz dijo...

Le temo a no entender el juego y terminar temiendo lo que no debo temer.

Excelente... me gustó.

Saludos

Edgar Madariaga dijo...

Psico lógicamente para un ser humano muchas veces el miedo no es tanto a la muerte como no ser apto ni valioso para la vida. Tan importante que resulta el tener auto estima para amar la propia vida. Excelente post Saludos

Anónimo dijo...

El error mas grande lo cometes cunado, por temor a equivocarte, te equivocas dejando de arriesgarte en tu camino.
no se equivoca el hombre que ensaya muchos caminos para alcanzar sus metas. se equivoca el que, por temor a equivocarse, no camina.

no se equivoca el hombre que busca la verdad y no la encuentra; se equivoca el que por temor a errar deja de buscarla... Rene Trossero

El ultimo De Paz dijo...

Alexxx gracias por tu visita.
omarvelz juguemos y jugando aprenderemos a jugar.
Edgar Madariaga tenes razon autoestima es la palabra clave.
Anonimo todo lo has dicho.

Anónimo dijo...

Delicioso este momento por el hecho de disfrutarlo leyendolo .. Saludos !!
AlbaS. =)