jueves, 23 de abril de 2009

Tiempos de guerra

Estamos en situación de guerra.

Asesinatos por doquier, violentos enfrentamientos a toda hora, temor.

Estamos en una situación muy comprometida porque no podemos identificar al enemigo, de pronto nos encontramos en medio de un fuego cruzado y no sabemos a quién apoyar y de quién debemos protegernos.

Suponemos que la ley escrita esta elaborada para protegernos de los delincuentes. Pero no hay quien la haga cumplir, el estado a fallado en hacer valer su única atribución legitima. Pagamos impuestos a unos individuos que nos prometieron seguridad, sin embargo; ellos también son sujetos a los que tememos.

Aún así, queremos, debemos y tenemos que seguir viviendo en Guatemala. Para algunos no hay mas opción, para otros es irrenunciable. Por tanto debemos tomar algunas acciones especificas para los tiempo de guerra que nos toca vivir.

En la medida de lo posible, identifiquemos al enemigo. Para lograrlo debemos mantener los ojos bien abiertos y mucha atención a nuestro entorno. Todo el tiempo.

No permitamos que el enemigo nos identifique; llevar una vida muy ostentosa, de apariencias muy atractivas puede poner al enemigo alerta. Evitemoslo.

Al momento de enfrentar una situación de riesgo recordemos la premisa fundamental: "nuestro valor mas importante es la vida". Protejamosla a toda costa, aún a costa de nuestros bienes materiales, nuestra dignidad o de nuestro honor; si nos encontramos en franca desventaja y estamos incapacitados de elegir . Esto puede resultar vergonzoso al momento de leerlo, pero si uno se encuentra en una circunstancia extrema, debemos estar plenamente conscientes que nuestro principal propósito es salir con vida del trance.

Evitar las circunstancias donde le estemos dando ventajas al enemigo. No es prudente circular a altas horas de la noche por la calle, tampoco lo es echarse los tragos y regresar solo a la casa. O acudir al banco a retirar voluminosas cantidades de dinero, sin tomar precauciones. Detenerse en un solitario cajero a mitad de la noche puede ser fatal.

Cualquier medida de precaución, por sencilla que parezca, puede significar una gran diferencia. Verificar la presión de aire en las llantas antes de salir, mantener suficiente combustible en el tanque del vehículo, disponer de dinero en efectivo para eventualidades. Una distancia prudente del carro que va adelante puede proveer un espacio de maniobra.

Pero, ante todo, mantener una actitud congruente con la realidad, estamos en tiempos de guerra. Los delincuentes contra nosotros, los ciudadanos civilizados. Los gobernantes están muy ocupados resolviendo su problema de pobreza y con ellos no se puede contar.

5 comentarios:

Edwin Méndez dijo...

Sensatos concejos, pero cómo está eso de la no conveniencia de regresar solo a casa de noche? ¿qué hacer con la compañía? ¿Seguirá acompañándonos...?

omarvelz dijo...

No pude evitar empezar a crear una lista en mi cabeza de cosas buenas de Guatemala... porque el panorama es... triste.

Favorablemente la mayoria con todo y eso, podemos dibujar una sonrisa en nuestros rostros y enfrentar el dia a dia.

Saludos

Jimena dijo...

Teacher gracias x darnos la clase.. espero que este disfrutando su finde!!!!!!!

tania karina dijo...

teacher su blog me parecio muy interesante! espero que tenga buen fin de semana

tania karina dijo...

teacher su blog me parecio muy interesante! espero que tenga buen fin de semana