viernes, 7 de agosto de 2009

Mentiras

Es triste aceptarlo, pero es la realidad. Los políticos no toman sus decisiones de forma racional, ni son decisiones orientadas por objetivos de largo plazo, mucho menos decisiones con el legitimo interés de procurar el bienestar común. Lo triste no es el hecho en si, sino las lamentables consecuencias que tiene para nuestra nación.

La evidencia confirma que los políticos toman sus decisiones con el fin de satisfacer sus expectativas individuales de corto plazo y se apoyan en argumentos "políticamente aceptables" para justificar sus elecciones, para ello disponen de la amplia asesoría de tecnócratas, que exhiben todo tipo de galardones académicos y poco sentido común, estudiosos de las técnicas de argumentación falaz.

Inadvertidamente estos tecnócratas resultan mas enemigos que amigos porque el reiterado uso de los mismos argumentos y vocabulario ha gastado los conceptos hasta el grado de volverlos inverosímiles. Digame si usted todavía cree cuando le dicen: "estas medidas no son improvisadas, son parte de nuestro plan de gobierno original", "la principal preocupación del gobierno es el bienestar de los mas necesitados" o la tristemente actual "solidaridad".

Es típico de todo mentiroso recurrir a un limitado arsenal de excusas para evadir la realidad. Desde el obrero irresponsable, pasando por el abogado transero, el hijo ingrato, la pareja infiel o el empleado irresponsable; por lo tanto, es obligado mantener la mente alerta para no ser víctima de esos farsantes, pues al final son tan ingenuos que los mas engañados son ellos mismos.

2 comentarios:

Gary dijo...

¿Qué opinás de Proreforma? Aunque yo disto de ser un experto en política, me parece que hay cosas muy buenas en esa propuesta que evitarían muchas de las porquerías que estos cuates hacen por su propio beneficio y en detrimento de la gente que los puso allí.

El ultimo De Paz dijo...

Pro-reforma dista mucho de ser una propuesta perfecta pero es la única propuesta seria y está orientada a anular la serie de privilegios que sostienen a ciertos personajes de la fauna nacional.
Cuando alguien habla contra Pro Reforma es interesante saber oficio, porque será determinante para su posición. Por ejemplo alguien de la defensoría de los derechos humanos de los jóvenes busca privilegios para si mismo por tanto, la propuesta no le conviene.
Gracias por la visita.