lunes, 2 de mayo de 2011

Tiempo


La vida se recorre de cualquier forma menos en línea recta.

Hay días en que nos levantamos con un ánimo que fácilmente podríamos cambiar la rotación de la tierra. Hay días en que el ánimo es un peso que no permite levantar una pestaña sin creer que es el último esfuerzo que nuestro cuerpo aguantará. Otros días son intermedios, ni tan, ni muy.

Los lunes, en especial para mi, las cosas parecen caminar hacia cualquier parte, menos para donde deseo. Los viernes las cosas simplemente parecen no caminar. Los miércoles son aparte pues podemos entrar al cine a mitad de precio. Madrugar los sábados y domingos es una delicia que vale la pena experimentar; el fin de semana se hace mas largo y que rico dormir al mediodía sin cargo de conciencia.

Por las mañanas un café acelera el ritmo de las cosas y por la tarde, a eso de la una y media, ni un café con taurina logra levantar la ilusión, ni la pasión.

A temprana edad los días no corren, caminan lentamente y los fines de semana no llegan, las vacaciones tardan una eternidad en empezar. Mas tarde en la vida los días parecen tener menos horas y las horas menos minutos, los plazos se vencen muy rápido y las semanas tienen menos días.

Einstein proclamó la relatividad del tiempo, todos hemos comprobado la verdad de su afirmación y lo equivocado que estaba Newton. El tiempo se hace largo cuando viajamos en camioneta extraurbana y se hace mas largo cuando una necesidad apremia nuestro cuerpo. El tiempo se hace corto cuando estoy contigo, esté o no tu cuerpo junto al mío.

El tiempo no existe cuando llega el momento ansiado de compartir nuestros cuerpos buscando ese instante eterno que nos funde en uno solo.

A algunos el tiempo parece no importarnos mucho, nos sentamos a verlo pasar y cuando volteamos a ver, parece tan poco lo realizado durante nuestra vida, con tanto tiempo desperdiciado.

El tiempo que miramos la televisión parece nada, pero si hacemos la cuenta, 1.5 horas diarias, 5 días a la semana mas 4 horas el fin de semana (barato, barato) son 11.5 horas semanales, 46 horas al mes y 552 horas al año. 23 días al año, chispas!! Si barato nos va, vemos tele casi un mes de cada año. Humm, y las redes sociales?

¿Cuántos libros dejamos de leer?, ¿cuantas caricias dejamos de dar? y ¿cuantas dejamos de recibir?. ¿Cuantos pasos no caminamos y cuantas huellas evitamos dejar?

Una persona de 30 años de edad ha visto 575 días televisión... 1.60 años!!!

En fin la vida se recorre en círculos, en zigzag, en subidas y bajadas, o se deja de recorrer y la vida nos recorre; pero jamás la vida se recorre en línea recta.

Talvez, y solo talvez, si supiéramos lo que pretendemos de ella a temprana edad, la vida llegaría a ser semejante a una línea recta que nos conduciría a nuestros objetivos y a realizar nuestros sueños.

Habrá que considerar los imponderables que nos desvíen de nuestro destino, pero sabedores de lo que deseamos podremos enderezar el rumbo con mano firme y sometiendo las circunstancias a nuestros propósitos.

6 comentarios:

Alexxx dijo...

buen texto, me gusto mucho, me cayo buena esta lectura, saludos aroldo

omarvelz dijo...

Uno todo apasionado con el tema y entonces llegas vos y lo pones tan claro que solo me resta aceptar que el tema tiene más aristas de las que hasta ahora me robaban el sueño.

Excelente post.

"Los miércoles son aparte pues podemos entrar al cine a mitad de precio." jaja Genial

Saludos

Edwin Augusto Méndez Lara dijo...

A veces el tiempo sobra y sobra el tiempo.

Muy bueno amigo.

Anónimo dijo...

el tiempo, medida dificil, para soñar, para luchar, para gozar, para sufrir, depende de cual es tu situación así será su medición. largo muy largo en el sufrimiento o cortísimo al tener a la persona amada.

Anónimo dijo...

Cuando a nuestro lado esta ese ser maravilloso que nos haga sentir tantas cosas maravillosas simplemente el tiempo es corto tan corto como sentir sus suaves manos rozar por las tuyas.

Anónimo dijo...

el tiempo es tan largo como la espera, el tiempo es tan corto como una mirada furtiva, tan tan largo que no termina de curar heridas