domingo, 17 de agosto de 2008

Callar

Lo mejor de escribir su propio blog es que se puede callar, para después escribir lo que se desea expresar, no importa si lo leen otros o no, se aprovecha este medio para no permitir que la presión del silencio nos haga explotar.
Es fácil hablar sin pensar y enterarse, después de haberlo dicho en voz alta, de lo que uno piensa o siente. Es triste porque no siempre uno esta de acuerdo con uno mismo y la boca lo termina mentiendo en penas y vergüenzas.
Lo ideal es pensar, conectar la lengua, evaluar lo que uno va a decir y entonces, solo entonces, hablar.
Hablar debiera ser un proceso mas dificultoso que oir para evitarnos el dolor de rectificar.
Escuchar es un talento inmediato e innato si es alimentado por una fuerte autoestima.
Desde este lado del blog, dispongo también de la ventaja de reescribir y corregir sin lamentar.

1 comentario:

Edmendez dijo...

Muy certero mi amigo, pero !vos no podés estar callado!