miércoles, 20 de agosto de 2008

Carro y camionetas

Desde hace muchos años mis actividades profesionales y comerciales me han obligado a recorrer las calles de la ciudad capital de Guatemala. La mayor parte del tiempo en mi propio vehículo y muy pocas veces utilizando el transporte público.
A pesar que conozco la ciudad muy bien, no se casi nada acerca de las rutas de transporte urbano. Las pocas oportunidades en que debo subirme a un bus urbano sufro de ansiedad, desesperación y angustia. No se cuanto pagar, no se como defenderme apropiadamente para que la brusquedad del piloto no me dañe, temo la presencia de ladrones, no se donde hay paradas y un largo "no se" estresante.
Pero lo que mas me impresiona de andar por la ciudad sin vehículo es la forma que cambia el color del paisaje. Cuando me traslado en mi propio automóvil, los colores de la ciudad son confusos tonos de gris. Monótonas construcciones sin mayor atractivo, ni diferencia entre ellas. Una serie de rótulos y publicidad que no me dice absolutamente nada. Conduzco ensimismado en mis reflexiones y preocupado por cumplir con premura la agenda del día.
La vida transcurre a diferente velocidad cuando dependo de otros para transportarme. Una vez superadas las actitudes negativas, me siento en libertad de observar a la gente y sus rutinas, levantar la cara y mirar al cielo, mirar fachadas, negocios, rótulos, ofertas.
El ritmo de la vida, no se detiene pero se desacelera. Es una excelente oportunidad para disfrutar.

4 comentarios:

http://gaaleriadecultua.hi5.com dijo...

¿ETERNO MARTIRIO DE LOS GUATEMALTECOS?
Por Darío Morán
http://gaaleriadecultura.hi5.com

Digo eterno porque ha durado casi una eternidad de dolores,peligros,penas y sinsabores y lo pongo entre signos de interrogación porque tiene que tener un hasta aquí, claro, beneficiando a todos y no afectando a ninguno, de los ciudadados correctos honrados y educados.
El transporte urbano ha sido un problema que se le ha estado yéndose de las manos a quienes tienen la obligación de regularlo en beneficio de los sufridos usuarios, yo me cuento entre uno de ellos pues mi carcacha tronó y sin embargo la entidad de las licencias me manda a renovar la ídem porque dice que ando manejando con licencia vencida durante 2 años que ando parado manejando mi seguridad y no comodidad dentro de los buses, pues es realmente una situación bien complicada y molesta el tener que abordar una camioneta, no se le encuentran muchas ventajas al viaje salvo como bien dice el amigo los colores diferentes que se perciben y se disfrutan.
Yo también hé sido asaltado y si hiciéramos una encuesta de cada 10 personas de las que viajamos en camioneta 9 han sido ya asaltadas, y siempre las mismas historias y las mismas soluciones, nada nuevo.
Claro a los que nos gusta la Sociología, el ir en un bus es la mejor clase de sociología y nos sirve sobremanera para conocer las mil quinientas ochenta y nueve facetas de la personalidad del chapín.
Ya no ví agentes encubiertos, el número para denunciar las anomalías está saturado y si le contestan nunca hacen nada, es un negocio de pérdidas : algo que nadie cree, hágase payasito por favor, el bus va vacío, sí con ochenta personas, el de chumpa azul córrase o bájese, no me desprecie no me ignore, le pongo el caramelo en la mano y no hay compromiso¿de veras? etc. etc. etc y mil etcéteras hasta el tedio.
Mejor termino aquí porque me acordé que tengo que ir corriendo a la parada para tomar el otro y ahora todas las horas son pico y me tengo que ir colgando.
"ay les escribo después mas ordenado pues este artículejo lo escribí en la camioneta entre frenón y frenón, ay se me cayó el lapicero, hey usté...deme una oferta"

El ultimo De Paz dijo...

Gracias por el comentario, suma de puntos de vista = ganancia

Anónimo dijo...

CORRE Y SIGUE LO DEL TRANSPORTE URBANO, ¿Y EL EXTRAURBANO? TAMBIÉN
Por. Mario Mena

Y de los 1,000 buses nuevos que estaban cotizando con cámaras, aparatos para pagar con tarjeta prepago : Puras pajas. Todas son mentiras mientras uno se va re-acostumbrando a recibir más de lo mismo : asientos desvensijados con tornillos y tuercas de submarino pero de madera que rompen dedos, ropas, mochilas etc. Pisos resucios con basura por doquier, pilotos que ya a las 5 están cobrando 2 o 5 quetzales,...si quiere y sino pague taxi...eternos vendedores que convencen con dolor, amenazas, temor infundido y muy pocos artistas desheredados de las instituciones culturales del gobierno que mejor apoya a ex ya saben que a verdaderos artistas y claro, cuendo estos suben al bus, a ellos no les damos dinero pero sí a los que se suben hasta sin permiso del piloto y te ponen en la mano un dulce que ya salió y entró en la misma bolsa como mil veces, contaminado y que al abrirlo lo contaminas más pues ya tocaste el envoltorio. Que el alcalde ponga el Transmetro en todos lados, pero sin afectar a automovilistas, construyendo pasos a desnivel, túneles, puentes y otros, que caos tanto vehículo y alerta todos que de madrugada nadie lleva la vía, bueno, sí la llevan algunos los más pesados y fuertes.
Lo de la seguridad en los buses : alegrón de burro, y en algunas unidades policitas privados : unos listos para todo y otros listos con las chavas y hasta jugando con sus manos y dedos y parados a la par de señoras y niños que a la hora de , ni Dios lo quiera, saldrían afectados. Así son las cosas aquí. Los buses siempre van vacíos, córranse mejor si hacen 5 filas en medio y cuando van como alma que lleva el diablo, quien va tarde va dándole gracias a Dios porque va a reponer tiempo perdido y llegará a su hora a su trabajo o al cielo, pero sólo de paseo pues hasta el tiempo se puede robar. Animo a todos para seguir aguantando, ah, y el pasaje en los extraurbanos nunca bajó aunque el diesel y la gasolina sí, que tal, y nunca le dan ticket pero en la calcomaniota del seguro sí dice : exija su boleto para reclamar sus derechos y si no aparecen mis familiares como voy a poder yo reclamar ya dormido y en el otro mundo," cosas veredes, querido Sancho"

El ultimo De Paz dijo...

Cierto, un circulo vicioso que los politicos por viciosos no permiten terminar.